FCh: usar agua salada para recuperar minerales sulfurados

foto_cobre

Tecnología sería capaz de reemplazar al uso de agua dulce en el proceso de biolixiviación de cobre

La biolixiviación es uno de los procesos de extracción de minerales sulfurados (como cobre, oro y uranio) más utilizados en la actualidad y consiste en el uso de bacterias para su oxidación y la consecuente liberación de sus valores metálicos. Para lograrlo, las mineras riegan el mineral en grandes pilas de lixiviación con agua dulce donde actúan los microorganismos. Sin embargo, ante la escasez hídrica esto implica costos elevados, problemas con las comunidades o, incluso, la necesidad de construir plantas desalinizadoras de agua de mar, dado que las bacterias utilizadas en la actualidad no tienen tolerancia a la sal.

Para dar una solución a esta problemática, hace un par de años la gerencia de Sustentabilidad de Fundación Chile (FCh), en conjunto con el área de Investigación y Desarrollo de la compañía minera Zaldívar e InnovaChile de Corfo, dieron inicio al proyecto Halobiolix con miras a explorar el uso de consorcios (grupos de bacterias) biooxidantes capaces de tolerar altas concentraciones de sal. Y hoy su investigación ya está arrojando los primeros resultados.

“Hemos adaptado consorcios que son ahora capaces de resistir las altas concentraciones salinas presentes en el agua del mar con un desempeño alto, entre un 60% y 80% de efectividad en relación a los utilizados actualmente con agua dulce”, señala Cecilia Vidal, jefe del proyecto. Esto significa que, si la escalabilidad de la investigación es costo-eficiente, serían dueños de la primera tecnología del mundo capaz de reemplazar el agua dulce por agua de mar en los procesos mineros de biolixiviación >>>

Fuente: El Diario Financiero